Saltar al contenido

¿Puedo tomar lacteos con colon irritable?

23/05/2018
lacteos colon irritable

Cuando sufrimos de colon irritable siempre surgen multitud de dudas sobre que alimentos podemos o debemos tomar o dejar de tomar y en muchas ocasiones los lacteos son uno de los primeros sobre los que surgen estas dudas.

Siempre habrá gente que basada en su propia experiencia te aconseje, “pues a mi dejar de tomar lácteos me sentó genial”, o “el gluten es veneno, ha sido dejar de tomarlo y rejuvenecer 20 años”. ¿A qué te suena?. Seguro que tus amigos y familia cuando te han diagnosticado el síndrome del intestino irritable te han dado docenas de consejos.

A estas alturas te sentirás confundido y no sabrás que hacer. Si haces caso a todo el mundo prácticamente no podrás comer nada, legumbres fuera, gluten fuera, cereales fuera, además hazte vegano que la carne no es buena. Total que como hagas caso a la gente te mueres de hambre.

En este artículo vamos a analizar uno de los alimentos de los que siempre se habla en estos casos. Los lacteos y derivados que contienen lactosa, quesos, yogures, postres lácteos,…

Lo primero es saber que los lácteos sientan mal a algunas personas por su contenido en lactosa. La lactosa es un azúcar natural presente en la leche, es similar al de la fruta o al azúcar normal que echamos al café pero no exactamente igual. Para digerirlo utilizamos una enzima llamada lactasa que tenemos en nuestro sistema digestivo. El ser humano en sus orígenes no era capaz de asimilar la lactosa al carecer de la lactasa, pero la evolución nos doto de esa capacidad. Como curiosidad, los asiáticos carecen de esta enzima ya que en su cultura no es común el consumo de leche y por tanto la evolución no les ha dotado de esta capacidad, y por tanto más del 90% de ellos son intolerantes a la lactosa. Cuando se carece de la lactasa, la lactosa no es procesada y no se puede digerir, por lo que pasa al colon donde las bacterias la fermentan y produce gases, hinchazón, cólicos, y todas esas molestias tan típicas del colon irritable.

Pero vamos a la pregunta en cuestión. ¿Puedo tomar leche si tengo colón irritable?. Pues la respuesta como todo en esta enfermedad no es tajante. En principio si no tienes una intolerancia a la lactosa no deberías tener ningún problema en consumir lácteos, ya que tu intestino será capaz de digerirlos y no fermentaran. No obstante si al tomar leche notas síntomas habituales, te aconsejamos, lo primero que consultes con tu médico, él te dirá que hagas el experimento, deja de tomar lácteos una temporada para ver si desaparecen los síntomas. El problema como todos sabemos es que los síntomas del colon irritable son debidos a tantos factores que casi seguro que solo por eliminar los lácteos no van a mejorar.

Como eliminar un alimento de raíz suele ser duro, y sacar conclusiones suele requerir tiempo, nuestro consejo es que pases una larga temporada consumiendo leche sin lactosa, ahora que es muy común encontrarla en los supermercados.  La leche sin lactosa es leche normal a la que han añadido la lactasa para que se “coma” la lactosa. El resultado es leche “parcialmente ya digerida”. Si eres intolerante o te sienta mal la leche y no quieres prescindir de ella, esta puede ser la solución a largo plazo.

Si concluyes que no quieres seguir tomando leche, ten cuidado, la leche es una gran fuente de calcio, si dejas de consumirla debes aportar nuevas fuentes de calcio a tu dieta, bien con alimentos como el brócoli o con suplementos. Te recomendamos encarecidamente que si decides eliminar grupos de alimentos de tu dieta consultes con un nutricionista para evitar problemas, sobre todo si sufres de problemas intestinales que pueden limitar la absorción de nutrientes en tu cuerpo.